El pasado viernes 18 de noviembre en un Foro Bizarro prácticamente lleno, atestiguamos la presentación oficial del nuevo disco de la banda encargada de gestar el heavy metal mexicano a principios de los 80’s: Los incomparables LUZBEL.

Comandados por un renovado e incansable Raúl Fernández Greñas, en 2012 logró conformar una nueva y sólida alineación, cuya prueba de fuego fue ‘Regreso al Origen’, un disco de éxitos regrabados y dos temas inéditos que nos dejó un gran sabor de boca demostrando que, efectivamente, están de vuelta y mejor que nunca. Prueba de ello fue su nominación a los Premios IMAS 2014 como “Mejor Disco de Metal”, del cual resultaron ganadores.

No obstante, las aspiraciones de la banda eran mayores por lo que dedicaron más de dos años a componer y grabar su más reciente material de larga duración titulado ‘Tiempo de Odio‘, lanzado oficialmente el pasado mes de julio y el cual representa su séptimo álbum con temas inéditos en su totalidad, tras casi veinte años desde su última producción ‘El Comienzo’ (Discos Denver, 1997). Para esta celebración, LUZBEL tuvo a dos invitados de lujo: ÁNGELES Y DEMONIOS y CALVARIA.

 

CALENTANDO MOTORES

Los oriundos de Salamanca, Guanajuato, salieron en punto de las 10 de la noche para levantar el ánimo entre los asistentes, ansiosos de ver a sus ídolos. Con dos discos bajo el brazo, ÁNGELES Y DEMONIOS dejó en claro que, como menciona su sencillo, “The Metal Years are Coming Back”. Entre su divertido y ágil guitarrista (quien por cierto sufrió de fallas de audio durante los temas iniciales) y un carismático cantante, el grupo tiene el talento suficiente para pisar grandes escenarios. Sin embargo, un consejo para su vocalista: necesita más entrenamiento o corre el riesgo de perder ese feroz rugido.

ad7
Ángeles y Demonios. Foto: Mario Valencia.
Ángeles y Demonios. Foto: Mario Valencia.

 

A continuación siguió CALVARIA y su power/heavy metal influenciado por Iron Maiden. Es triste que a pesar de ver su enorme potencial, no han logrado sacar un tercer disco después de tanto tiempo. Incluso a momentos, su cantante Mario Montaño da la impresión de lucir cansado de las canciones. Además, ¿por qué no conseguirse un teclista en lugar de tocar sobre pista? Sin duda robustecería aún más su sonido. No obstante, sonaron bastante bien y dominaron el escenario con temas ya clásicos de su repertorio como “Náufrago del Tiempo” y “El Héroe”. ¡Ya urge nuevo material! Deseamos que pronto se materialice con la llegada de nueva sangre a la banda, como el caso de Alan Basher en la guitarra.

Calvaria. Foto: Mario Valencia.
Calvaria. Foto: Mario Valencia.
Calvaria. Foto: Mario Valencia.
Calvaria. Foto: Mario Valencia.

 

LOS ESTELARES SE ADUEÑAN DEL ESCENARIO

Finalmente llegó el momento de bajar al infierno con LUZBEL. Ellos se tomaron la libertad de presentarnos track por track, cada pieza incluida en su álbum. Desde la thrash “Destino final”, el sencillo heavy “Mienten” y baladas como “Gitana”, un total de 14 temas para recordarnos el porqué de la devoción.

A diferencia de otras bandas de la época que quedaron estancadas, LUZBEL suena fresco, demoledor y maduro. Los riffs cada vez son más brutales, en especial cuando a su fórmula de heavy clásico, introducen thrash, hard rock, blues y elementos acústicos. La virtuosa voz de Mike de la Rosa (también en Cristal y Acero), es impecable, ¡Huizar jamás alcanzó semejantes notas!

A pesar de las lamentables fallas en el sonido que evidentemente no fueron del agrado del maestro Greñas – quien preguntaba constante al público si lograban escuchar bien -, los fans no dejaron de aplaudir y vitorear cada tema. Y no es para menos: la leyenda está de vuelta y mejor que nunca. Al final de la noche, se repasaron algunos hits de antaño que de igual manera, su ejecución fue impecable.

luzbel4luzbel1luzbel5luzbel6

Luzbel. Fotos: Mario Valencia.
Luzbel. Fotos: Mario Valencia.

 

Tiempo de Odio‘ puedes adquirirlo en presentaciones de la banda, con Sade Records o bien escucharlo a través de Spotify. ¡Imperdible!