De manera sorpresiva, el pasado lunes 20 de marzo tuvimos una presentación de último minuto de los macheteros más famosos del grindcore fronterizo: BRUJERIA, quienes un día antes tuvieron un exitoso show en el festival Vive Latino 2017 el cual aprovecharon para la promoción de su nuevo disco luego de 16 años, ‘Pocho Aztlán’, una severa carta de odio hacia Trump y el latente racismo en EUA. La cita se dio en El Telón Ecatepec, foro de reciente apertura ubicado a unos pasos del Río de los Remedios en Ecatepec, Edomex. Antes de presenciar el acto principal, tuvimos dos bandas mexicanas que bien vale la pena seguir.

CALENTANDO MOTORES

Sin ser metal, LAS FOKIN BICHES son una propuesta atractiva para cualquiera. Originarias de Irapuato, las chicas fusionan sonidos hard rock, punk, garage y hasta ciertos guiños al blues, dándole un aire fresco a su propuesta dentro del rock mexicano. La temática de sus letras se basan principalmente en la protesta y conciencia social, los cuáles resultan perfectos para esta difícil época. Incluso en su repertorio incluyen un cover al clásico himno de RAY CHARLES, “Hit the Road, Jack”, en un estilo inigualable.

No obstante, a pesar del esfuerzo y pasión mostrados arriba del escenario, la decepción se dio abajo entre el público, quienes denotaron su ínfima educación al proferir comentarios sexistas e intolerantes. Lástima que a estas alturas las bandas femeninas deban lidiar con esta clase de pseudo aficionados.

Nini Biche y Eri Bich. Foto: Mario Valencia.
Dztor Biche. Foto: Mario Valencia.

 

Posteriormente tuvimos a GENOCIDAS DE MYSTERIO, grupo nuevo para mis oídos. Hardcore genérico sin mucha inspiración, con tendencias a sonidos más propios del Groove Metal. Sin embargo y con esta propuesta que podría trabajarse mejor, su frontman demostró entrega y garra ante la recepción de unos asistentes desesperados por ver a los secuaces de Juan Brujo. Incluso un fan tuvo el agrado de acercarse para darles palabras de aliento. Un punto a su favor a diferencia de muchos conjuntos, es que ellos si tienen actitud… ahora falta reflejarlo en canciones más estimulantes.

Izzy Stone. Foto: Mario Valencia.
Laaxx. Foto: Mario Valencia.

EL ACTO ESTELAR: BRUJERIA

Era momento para la masacre con BRUJERIA, quienes rápidamente abrieron con tres hits que provocaron el mosh pit en todo su esplendor: “Brujerizmo”, “El desmadre” y “Colas de rata”. La ejecución fue impecable, la actitud de Juan como el amo sicario contemplando a todos los asistentes con frialdad, es una experiencia divertidísima. A Shane Embury (Hongo) le vino bien el descanso de ponerse la pañoleta y mantenerse activo con NAPALM DEATH, pues demostró un nivel tremendo tras las cuatro cuerdas, mientras que en la poderosa batería, tuvimos el honor de ser acompañados por Nicholas Barker, antiguo miembro de CRADLE OF FILTH.

Fue una noche en su mayoría de repasar los clásicos que en los 90’s los colocaron como favoritos de la gente, entre los que escuchamos “La migra”, “Seis seis seis” y “Consejos narcos”. Entre lo más actual de su material solo pudimos escuchar “Ángel de la frontera” y la nueva consentida, “Viva Presidente Trump!”. Definitivamente, una noche para recordar una gran época.

Juan Brujo. Foto: Mario Valencia.
Hongo. Foto: Mario Valencia.
Criminal. Foto: Mario Valencia.

Tristemente, el recital no se queda sin sus notas negativas. El sonido con las tres agrupaciones sufrió demasiado: fallas con los micrófonos, problemas con las conexiones a la consola, saturaciones, etc.… Otro momento desagradable fue el retraso de más de una hora para comenzar, al parecer provocado por cuestiones de logística entre los teloneros y el equipo a utilizar para cada acto. Siendo honestos, Ecatepec no es una zona donde podemos darnos el lujo de movilizarnos tan tarde como para esperar retrasos. Como siempre: una mejor organización y técnicos o ingenieros capacitados, harían la diferencia. Aplausos en cambio para sus elementos de seguridad, siempre atentos a cada movimiento y algo que jamás había visto: conocían la música.