Tras el gran recibimiento y respuesta que tuvo su debut en septiembre del año pasado, el Tecate México Metal Fest volvió este 2017 con un cartel más sólido y atractivo que su antecesor, encabezado por los suecos AMON AMARTH y la leyenda alemana del thrash, SODOM. Ésta segunda edición se realizó de nueva cuenta en la ciudad de Monterrey el pasado 16 de junio en la Explanada Sultanes del Estadio de Béisbol de dicha localidad.

Dos imponentes escenarios, Tecate Stage y Tecate Light Stage (denominado inicialmente como MxMF Stage), albergaron durante 8 horas continuas las dosis letales y estridentes que brindaron cada uno de los actos nacionales e internacionales ante la horda de fanáticos que se dieron cita en la explanada desde temprana hora para disfrutar de sus ídolos. Ni siquiera el clima extremadamente caluroso mermó los ánimos de un público ávido por hacer headbanging, integrarse al mosh pit y ser parte de la historia de este festival.

 

CALENTANDO MOTORES: TALENTO NACIONAL

Con algunos ajustes de horario de último momento en el running order, los encargados de abrir las hostilidades en la segunda edición del festival regiomontano fueron los locales MOURN BLOOD, seguidos por EQUIDAD CATACRÁNEO, ambos ganadores bajo empate en la Final de la Guerra de Bandas rumbo al MxMFII.

Con nuevos bríos y una alineación más estable, los incansables LPD (antes Lápida) encendieron los ánimos de la moderada audiencia que ocupaba la explanada, llevándose las palmas del respetable. Continuando las actividades en el Tecate Stage y en punto de las 5 de la tarde, sonaron los acordes iniciales de una propuesta de Death Metal melódico de gran manufactura a cargo de los regios ZELICHANT, recibiendo los aplausos de un público que poco a poco comenzaba a llenar los espacios de su respectiva zona, mientras otros aprovechaban el intervalo para mitigar la sed con cerveza fría servida en uno de los vasos conmemorativos.

Concluida la participación de ZELICHANT, del lado derecho en el Tecate Light Stage se escucharon los primeros riffs densos de los veteranos AVATAR, liderados por el experimentado frontman Jesús “Perro” Guzmán (ex TOXODETH). La banda aprovechó para tocar algunos temas recientes y otros de antaño como “Let the Death Plays”, “Rain Makers” y “Macario”, incluido un cover al clásico “You Can’t Stop Rock N’ Roll” de TWISTER SISTER.

 

Bajo el despliegue técnico y visual que los caracteriza, los capitalinos CERBERUS indicaron el inicio de su show en punto de las 6 pm a través de un intro musical, mientras cada uno de los integrantes se acomodaba en su lugar sobre el escenario principal. Con temas como “Lust For Blood”, “Shut the Fuck Up”, “Self Made Hell”, entre otras, la banda prendió de manera contundente tanto a seguidores como nuevos escuchas. Antes de anunciar la última canción, Paul Wrath, fundador y líder de la banda, expresó las siguientes palabras de agradecimiento y reflexión:

“Gracias por apoyar la escena nacional, a sus bandas, pues hace mucho tiempo Amon Amarth, Dark Tranquillity, Abbath y Sodom fueron bandas locales y gracias a gente como ustedes que apoyan a su escena, están donde están hoy”.

 

Concluido el show de CERBERUS, llegó el cierre de las bandas mexicanas con uno de los exponentes más representativos del thrash metal actual: STRIKE MASTER, quienes dieron vida al slam y mosh pit tanto en la sección Preferente como en General desde el arranque de su presentación. Su poderoso y violento setlist constó de rolas como “Black Violence”, “Street Criminals”, “Majestic Strike”, “Supreme Insult”, “Ritual Killings”, entre otros intensos cortes.

A pesar de la aún moderada concurrencia y el calor abrumador de la tarde que alcanzó los 42°C, el talento nacional se entregó al cien por ciento llevándose las palmas de los asistentes. Tanto CERBERUS como STRIKE MASTER fueron los actos más inspiradores y ovacionados.

CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE »